Home » Actualidad » CONTRA REACCIÓN TOTALITARIA, ACCIÓN DEMOCRÁTICA

CONTRA REACCIÓN TOTALITARIA, ACCIÓN DEMOCRÁTICA

Hacer clic para Descargar PDF

reaccion01

Los resultados de las últimas elecciones Autonómicas y Municipales, parece que nos han sumido a los españoles en un marasmo del que nos va a ser difícil salir.

Es necesaria una eficaz ACCIÓN DEMOCRÁTICA contra la vil REACCIÓN TOTALITARIA impuesta, casi “manu militari”, por el rancio, viejo y trasnochado comunismo bolivariano y estalinista de Podemos, con el apoyo del resto de partidos de su cuerda, tan radicales como ellos, si no más, aunque disfrazados con falsas pieles de cordero: Ciudadanos (traidores a los principios que dicen tener), PSOE, más viejo y obsoleto aún (en sus genes lleva incorporada, como número de serie, la traición), los fanáticos descerebrados del 15 M, los crédulos, las diversas Plataformas contra los desahucios, que ya asoman la oreja pidiendo la abolición de la propiedad privada, ganada honradamente con esfuerzo y sacrificio, todas ellas lideradas por Ada Colau (Dios proteja a Barcelona), los okupas, y, en fin, todos los radicales e intelectuales de pacotilla (actorcillos, directorcillos, escritorcillos, politologuillos, politiquillos y “sindicalistillos” de tercera división), TOTALITARIOS TODOS.

Aunque ese conglomerado de grupúsculos y personajillos ha salido de las urnas, es conveniente recordar que también el nazismo salió de ellas y al igual que el  texto del libro “Mein Kampf” recogía su programa, y casi ningún alemán lo leyó en su momento, todo lo que han manifestado y propuesto quienes controlan el invento de Podemos tiene tintes demoníacos, por mucho que ahora se disfracen de socialdemócratas. Pero la mayoría de los votantes no sabe o no quiere entender lo que escucha y elige la papeleta con ligereza, sin estudiar los programas ni meditar sobre el alcance de su decisión. Al final, claro, todo es democracia… pero ¡de qué calidad! Sin preparación, una parte considerable del pueblo es pasto de los oportunistas y demagogos.

DERECHO   CIUDADANO   A DECIDIR   (DCID),   propone a título individual, pero también como grupo constituido, y con un Norte claro y definido, asumir, entre otros, los cinco CONCEPTOS FUNDAMENTALES que separan a las verdaderas personas, a los seres humanos, de esas bestias inmundas que van a convertir nuestra Nación en la pocilga en que ellos se revuelquen y refocilen.

Ésta es NUESTRA ACCIÓN DEMOCRÁTICA a su degenerada REACCIÓN TOTALITARIA:

PRINCIPIOS.- Están recogidos, tanto en nuestro Ideario Programático como en nuestro Código Ético, y son los que toda persona honrada firmaría a ojos cerrados. Son UNOS, y no son intercambiables como cromos infantiles, tal como nos han obligado a ver estos días las diversas “fuerzas políticas”, provocando náuseas a nuestros compatriotas y a nosotros mismos.

VALORES.- Se definen por sí solos: Defensa total de la VIDA, de la LIBERTAD, de la FAMILIA, de la INFANCIA, del TRABAJO, de la LIBRE EXPRESIÓN no injuriosa, calumniosa ni amenazante, del derecho a una JUSTICIA equitativa y ciega, del derecho a la Propiedad, del derecho a la Seguridad, del derecho a la protección de la INTEGRIDAD PERSONAL y, como no, de la inmensa, pero dulce, OBLIGACIÓN de defender la Patria común: ESPAÑA.

EDUCACIÓN.- Impartida principalmente por la familia con la plena colaboración de verdaderos maestros, en estrecha “complicidad”, para conseguir una enseñanza dirigida a la excelencia. Se explica en su propio enunciado. Entre otras cosas debe servir, y tenemos muchos ejemplos en contrario bien recientes, para que no sean insultados e incluso maltratados los llamados “padres de la patria” (en minúsculas, porque no lo son) en algunas emisoras de televisión, donde llegan casi a la agresión personal. Y todo por la insana obsesión de ocupar cargos casi siempre inmerecidos, sabiéndose animados por el repugnante regocijo de los presentadores de esos inmundos programas que así ofrecen carnaza al espectador, consiguen subir las audiencias y, por tanto, los ingresos procedentes de los anunciantes sin escrúpulos, que se prestan a estas bajezas morales. Característica de los siglos XIX y XX pero impropia en el actual. El siglo en que ha nacido nuestro Partido.

FORMACIÓN.-Unida a la educación y a la enseñanza, son los pilares de unas futuras generaciones que sepan discernir entre el bien y el mal, separar el grano de la paja, el avance necesario de España del atraso que nos quieren imponer (por la fuerza de un puñado de votos dispersos, cautivos en su nacimiento como consecuencia de una artera y hábil demagogia) las viejas fuerzas regresivas, que ya demostraron lo que fueron capaces de hacer y siguen demostrando aun lo que hacen: el comunismo “decapitador” de todas las Libertades.

CULTURA.- Implica respeto a los demás, debate limpio y sin sesgos, honor en las decisiones, absorción de lo que nos hace crecer como individuos, y rechazo de lo que nos empequeñece, aprendizaje constante y continuado, sin importar edad ni circunstancia. Defensa de los símbolos que nos unen: HIMNO y BANDERA, incluyendo los símbolos y señas de identidad de las diferentes Regiones que conforman nuestra Nación Española, pero sin permitir injerencias ni manipulaciones de unas sobre otras, como hacen cuando extienden una mentirosa historia inventada sin base científica alguna; bajo la presión que ejercen los que por dinero, y sólo por dinero, son capaces de embaucar a su propios padres, en el hipotético supuesto de conocer la identidad de ambos.

DERECHO CIUDADANO A DECIDIR cree firmemente en la Democracia.

Pero la Democracia NO es el voto cuatrienal… ¡NO!

La Democracia es el Gobierno de los más aptos, justos y decentes.

La Democracia es, ante todo, Libertad para elegir, sin piquetes, presiones, compadreos e indecencias varias, sin 15M, ni 11M, ni 23F. Sin condicionamientos ni adoctrinamientos, sean del signo que sean.

La Democracia es, sobre todo el Derecho inalienable a ser PERSONA.

Consejo Político Provisional de DERECHO CIUDADANO A DECIDIR

reaccion02

OBSERVACIÓN: En las circunstancias políticas actuales por las que atraviesa España, no es aplicable el orden de la Tercera Ley de Newton (a toda ACCIÓN responde una REACCIÓN) sino que la propuesta de REACCIÓN TOTALITARIA de los que, sin ganar las Elecciones Municipales y Autonómicas, han accedido a importantes puestos institucionales con la ayuda de los tontos útiles y de los cobardes, requiere una valiente ACCIÓN DEMOCRÁTICA. Pero, respetando literalmente la filosofía de las otras dos Leyes, creemos que, de acuerdo con la Primera, es necesario aplicar de inmediato la FUERZA del Derecho y de la Razón para vencer la inercia que deriva de los espurios pactos postelectorales de la izquierda y, de acuerdo con la Segunda, esa fuerza deberá ser de creciente INTENSIDAD si queremos acelerar el proceso que nos conduzca a la estabilidad social y a la normalización democrática.

J.R.R.T.

P.V.R.G.

I.V.P.