Home » Organización » EL TRÍO DE LA BENCINA Y EL PIRÓMANO

EL TRÍO DE LA BENCINA Y EL PIRÓMANO

ESPANA EN LLAMASDespués de adulterar la composición y los nombres de las Regiones Españolas se amenaza con incendiarlas 

EL TRÍO DE LA BENCINA Y EL PIRÓMANO

Desde el 20 de diciembre de 2015, día en que se celebraron las penúltimas Elecciones Generales en España, los políticos que encabezaban las candidaturas de los tres únicos partidos supuestamente constitucionalistas que consiguieron alcanzar unos resultados significativos se dedicaron a jugar al escondite con una enorme irresponsabilidad rayana en lo que podríamos calificar como crimen de lesa Patria.

No obstante, es cierto que no se pueden homologar todos los comportamientos pues, mientras Mariano Rajoy Brey (PP) manifestó desde el primer instante su disposición a negociar entre los tres la posibilidad de un pacto de gobierno y Alberto Carlos Rivera Díaz (C’s) siempre estuvo inclinado a participar en esa fórmula, aunque escorándose visiblemente hacia la izquierda como venía haciendo desde las últimas Elecciones Municipales y Autonómicas, Pedro Sánchez Pérez-Castejón (PSOE) se plantó en el “NO, ES NO” sin atender a razones.

Su cabezonería condujo irremisiblemente a la celebración de unos nuevos comicios, que tuvieron lugar el 26 de junio de 2016 y cuyos resultados siguen manteniendo hasta la fecha un panorama político más difícil de resolver que lo era deshacer el famoso y legendario “nudo gordiano” de Frigia.

Las idas y venidas de los citados y sus tortazos dialécticos, que alcanzaron en varias ocasiones el grado de graves ofensas personales como ya había ocurrido en el único debate que celebraron Rajoy y Sánchez en la TV cuando éste calificó de indecente al primero, recuerdan al famoso trío de la ya mítica comedia musical alemana “Die Drei von der Tankstelle” (“El trío de la bencina”), joya de la cinematografía alemana dirigida en 1930 por Wilhelm Thiele, cuyo argumento gira en torno a tres amigos bastante zopencos, arruinados por el crack de 1929, que se asocian para abrir una gasolinera y atenderla por turnos. Al estar enamorados de una misma mujer sobrevienen todos los divertidos conflictos. Existe una posterior versión francesa de menor calidad.

La transposición a las actuales circunstancias políticas que protagoniza nuestro particular “Trío de la bencina” no puede calificarse de comedia, sino más bien de tragedia, pero si presenta algunas analogías que podemos resumir así: los tres se comportan como berzotas con pocas neuronas, participan de un “negocio” común bastante incendiario (la política) y están enamorados de la misma “chica” (la poltrona de la Presidencia del Gobierno, símbolo del máximo poder ejecutivo).

Ello no sería demasiado preocupante si no fuese porque su especial “gasolinera” sufre continuos escapes, inundando de combustible el espacio parlamentario en el que también se mueve un pajarraco de cuidado, Pablo Manuel Iglesias Turrión, alias Coleta Morada, que mantiene permanentemente encendida una cerilla y, cuál si fuese un loco pirómano, amenaza con provocar una catástrofe de dimensiones apocalípticas que puede arrasar España. El incendio que entre unos (“El trío de la bencina”) y otro (el pirómano) pueden extender por el solar patrio necesitaría varias décadas de sacrificio para que nuestro ya sufrido pueblo resurgiese de las cenizas.

EL PIROMANO

Confiemos en que Javier Fernández Fernández, Presidente de la Gestora, hoy al frente del PSOE, pueda actuar como eficaz bombero y, con sensatez, aplique las medidas preventivas que eviten el incendio porque, si éste llegara a iniciarse y propagarse sería mucho más difícil sofocarlo. Lo que acaezca en el Comité Federal del PSOE el próximo domingo, 23 de octubre de 2016, será decisivo para posibilitar que la “gasolinera” del “trío de la bencina” deje de tener fugas y pueda conjurarse la hecatombe que intenta provocar el incontrolado pirómano cuyos alaridos y exabruptos histéricos, jaleados por sus viles palmeros, dominan todos los foros mediáticos y agitan los ámbitos callejeros.

BANDERA QUEMADAColaboremos para que el fuego del odio desatado por Iglesias y sus cómplices no consuma España

Con eso no se resolverá del todo el problema pues para deshacer el “nudo gordiano” se precisa de un nuevo Alejandro Magno que, propinando un certero y enérgico tajo, deje sin fundamento los negros augures de los falsos oráculos de nuestra política.

DERECHO CIUDADANO A DECIDIR (DCID) tiene la fórmula adecuada para conseguirlo. No hay más que leer su IDEARIO PROGRAMÁTICO, su CÓDIGO ÉTICO y sus ESTATUTOS para comprobarlo. Al Partido le faltan aún una suficiente financiación, una eficaz difusión y una persona de prestigio que, convencida de la bondad del proyecto, asuma el liderazgo y se preste a defenderlo apoyado activamente por esa inmensa mayoría de ciudadanos decentes que comparten nuestros principios.

 

Ignacio Vargas Pineda

Secretario Nacional de

DERECHO CIUDADANO A DECIDIR

DCID – El Partido del Siglo XXI

CARTEL DEL FILME EL TRIO DE LA BENCINACartel del filme “El trío de la bencina”

NOTA:

RAE: bencina/benzina = gasolina