Home » Actualidad » ELECCIONES 24M: CORRUPCIÓN, DESEMPLEO, POBREZA Y DESESPERACIÓN

ELECCIONES 24M: CORRUPCIÓN, DESEMPLEO, POBREZA Y DESESPERACIÓN

Hacer clic para Descargar PDF

elecciones24m01

El resultado de las elecciones del 24 M nos da las claves de la nueva y preocupante situación a las que el PP nos ha conducido, cuyo último y principal responsable tiene nombre propio: MARIANO RAJOY BREY.

La corrupción, el desempleo, la pobreza y la desesperación han desatado la tormenta perfecta para que  una gran parte de nuestros compatriotas, cuya reacción comprendemos, hayan producido, con su voto, esta difícil situación que irá agravándose hasta alcanzar su cénit en noviembre, cuando se celebren las elecciones generales.

Los niveles de pobreza extrema y de pobreza relativa (a medida que se genera empleo ésta última crece, por la precariedad del mismo y los miserables salarios) determinan claramente la intensidad de la crisis que afecta a los ciudadanos de a pie. Después de tres años y cinco meses la pobreza, en su conjunto, ha subido más de tres puntos. Un doce por ciento respecto a la heredada del PSOE encabezado por Rodríguez. Y ello es consecuencia de que los llamados expertos han prestado únicamente atención a los índices macroeconómicos y no a las dificultades que sufren individualmente la mayoría de los españoles.

En esta situación nos preguntamos: ¿Por qué más de cuatro millones de votantes deberían tener miedo a votar al demagogo que muchos conocen con el apelativo del Coletas o a la extravagante juez Carmena? De prolongarse el actual estado de cosas solo podrían esperar la prolongada agonía y muerte de sus ya paupérrimas economías.

A un concejal perteneciente al PP de Pozuelo de Alarcón, uno de los cuatro municipios donde viene ganando ese Partido con holgada mayoría (en comparación con otros de la Comunidad Autónoma de Madrid) le oímos comentar que le consta, por experiencia personal, como los mismos votantes de su Partido odian al todavía Presidente Rajoy por estimarle culpable de semejante desaguisado.

Consideramos que “DERECHO CIUDADANO A DECIDIR” (“DCID”) tiene que abordar de inmediato esos tres grandes problemas (corrupción, desempleo y pobreza) que, a corto plazo, preocupan al electorado. Habrá que dejar para más adelante muchas de las importantes propuestas que recoge el APÉNDICE de nuestro completo y magnífico IDEARIO PROGRAMÁTICO porque, en estos momentos, no son las que más preocupan a los españoles. La inmisericorde crisis, provocada por la pésima gestión de los mal llamados gobernantes, ha hecho que los españoles solo centren la mirada en esas dos amargas evidencias y se olviden de otras cuestiones que, no obstante, también tienen una importancia primordial.

Habrá que reflexionar y ser realistas. Sin abandonar los grandes proyectos éticos que nuestras conciencias nos demandan poner en marcha cuando se pueda, debemos reordenar las prioridades de los asuntos ahora pendientes que urge resolver. Es necesario que procedamos ya a estudiar en profundidad las causas que los han agravado para así proponer soluciones radicales (que vayan a la raíz de las cosas) y, después, tendremos que actuar con decisión y coraje en la lucha frontal contra la corrupción, el desempleo y la pobreza, para evitar la desesperación, porque asumimos como propias las necesidades de los más débiles. En nuestras filas tenemos muchas víctimas, en mayor o menor grado, de la falta de sensibilidad social y de sentimientos humanitarios demostrada por los políticos cuya inepcia y mala fe nos han llevado a esta miseria material y moral. Deseamos para todos tiempos mejores y esperamos conseguirlos con nuestra acción política.

Serafín Eloy Méndez González

Presidente Nacional Provisional de DERECHO CIUDADANO A DECIDIR

elecciones24m02