Home » Actualidad » ¿ES MORAL LO QUE ES LEGAL?

¿ES MORAL LO QUE ES LEGAL?

Hacer clic para Descargar PDF

esmoral01

Hay CRIMENES que serían imposibles sin la tapadera de la hipocresía

Me asombra y repugna la noticia del embarazo de una niña de 10 años y la negativa del gobierno de su país a que aborte porque ellos han legislado, con carácter general, ABORTO 0 sin permitir que se valoren los riesgos que podria comportar el parto para la salud e incluso la vida de la menor.

Quien bien me conoce sabe que soy contraria al aborto provocado, todas las personas de mi entorno han comprobado cuán intenso es mi apoyo activo a Pro Vida, pero también son conscientes de que soy una persona consecuente con mis ideas y nada HIPÓCRITA; así que, vamos a hablar del tema sin tapujos.

1º ¿Por qué la madre de esa niña permanecía junto a un hombre que violaba a su hija? Podemos suponer que por razones económicas y educacionales de su país.

Yo afirmo que, si mi marido mirase a una de mis hijas de forma libidinosa, no le quedarían ganas de volver a hacerlo; y si la violase, después de mi indignada reacción contra su vileza, yo saldría antes o después de la cárcel, pero él habría abandonado este mundo.

2º Esa infeliz mujer afirma que, durante un año, denunció la situación y nadie le hizo caso. Si eso es así… ¿qué derecho moral tiene nadie, incluidas las jerarquías de la Iglesia Católica y, más concretamente, el gobierno de esa nación a obligar a parir a esa víctima de la lujuria humana? Yo sé que un aborto programado es un CRIMEN, pero obligar a una menor a tener un hijo concebido tras una violación, es tanto como practicar DOS ASESINATOS desde las perspectivas psicológica y ética.

Si un gobierno no es capaz de cuidar de sus menores (y en eso incluyo al de España) no merece dirigir su país. No tiene autoridad moral y, quien lo apoya sin meditar las consecuencias en nombre de una rígida política de ABORTO CERO, tampoco.

Menos HIPOCRESÍA, más COHERENCIA y más EDUCACIÓN para todos. Mientras no entendamos que esas son las bases para evitar situaciones análogas en el futuro, seguiremos acudiendo a todas las manifestaciones, colocaremos tiendas de campaña en las Iglesias para rezar más cerca de Dios y hasta nos movilizaremos para derrocar gobiernos incompetentes e inhumanos. Pero, entre tanto, todos nos sentiremos cómplices de ese aberrante y cobarde ASESINATO de la menor. El más siniestro y vergonzante de los crímenes cometidos en nombre de unos “principios morales” que, por excesivamente rígidos, más bien deberíamos calificar de inmorales.

¿Qué pecado ha cometido esa niña para merecer lo que le está pasando? ¿Qué han hecho la sociedad, las jerarquías de la Iglesia Católica y el gobierno de su país para protegerla con el fin de permitirle vivir su infancia como Dios manda?

Yo soy Cristiana Católica y vivo bajo los dictados de mi conciencia, siempre basando mi actitud vital en la Ley de Dios y, por eso, me niego a ser “políticamente correcta” (o, lo que es igual, HIPÓCRITA); pues en mi fuero interno no puedo dejar de considerar tan asesinato el aborto como poner en peligro la vida de esa menor. Para mí el ser humano empieza a serlo desde el instante en que el espermatozoide fecunda al óvulo hasta que las leyes de la Naturaleza instituidas por Dios deciden que ha llegado su final. La vida es sagrada. Me da igual que se trate de un simple y pequeño embrión, de un bebé moreno de ojos negros o de una preciosa niña rubia de ojos verdes. Y también que tenga 3, 10, 50 80 o 100 años.

Pero cada cual que actué según su conciencia. Ésta es solo mi opinión.

 

Pilar Jiménez Cifuentes

Vocal Primero de la Ejecutiva Nacional Provisional de DERECHO CIUDADANO A DECIDIR

esmoral02