Home » Actualidad » ESTÁ MADURA VENEZUELA PARA LA CAÍDA DE MADURO

ESTÁ MADURA VENEZUELA PARA LA CAÍDA DE MADURO

Hacer clic para Descargar PDF

estamadura01

Mientras el espectro de Chávez, encarnado en un siniestro pajarraco (que no pajarito), vuela libremente por los cielos de Venezuela sugiriendo maldades al oído de Maduro, la oposición está enjaulada en las lóbregas mazmorras de ese régimen totalitario disfrazado con ropajes aparentemente democráticos.

Se celebran comicios pero… ¿en qué condiciones y con qué clase de garantías? ¿Cuántos organismos internacionales constatan con objetividad y certifican fehacientemente la limpieza de unos procesos que se desarrollan en un marco de actos coercitivos del gobierno, de coacciones sin límite de sus adictos y de violencia callejera organizada por quienes deberían evitarla?

La sociedad civil venezolana empieza a despertar en un heroico intento de iluminar la tenebrosa noche de una dictadura sangrienta, cuyas garras asfixian a los ciudadanos hasta límites increíbles, contemplados con estupor por quienes analizamos los acontecimientos desde la lejana Madre Patria que con leche rica en Historia amamantó a sus antecesores. La familia y los amigos que viven allí en un permanente estado de tensión y padecen los indeseables efectos de la nefasta política chavista, seguida hoy por su heredero, nos ponen al corriente de la verdad con profunda y visible amargura.

Nos duelen como propios los sufrimientos de la gran mayoría del pueblo venezolano, tanto en el aspecto moral como en el material. En todas las localidades de ese hermoso país las abacerías y estanterías de los establecimientos comerciales están totalmente desabastecidas de los productos más necesarios y, para conseguir unas simples migajas de los que están incluidos en los cupos asignados por un riguroso racionamiento, hay que esperar muchas horas en largas e interminables colas. Ni siquiera el papel higiénico (de toilet, como lo conocen por aquellos lares) es fácil de conseguir.

Seguro que los gerifaltes del régimen opinan que no es un producto muy necesario porque, si casi no pueden comer, tampoco necesitarán evacuar el vientre con demasiada frecuencia. Y mientras tanto, los nuevos caciques y sus cómplices más directos, que se declaran comunistas con barniz “bolivariano”, se permiten disfrutar en abundancia de lo que niegan a los demás y se ciscan abiertamente sobre el sufrido pueblo pagano de sus excesos. Para los poderosos amos de los contemporáneos siervos de la gleba sí que hay papel y lo que haga falta. Incluso productos que en absoluto son necesarios para el común de los mortales

Mientras tanto, ellos llenan sus arcas de oro, dólares y otros ídolos de la religión monetarista, que tanto denigran en sus pláticas públicas y tan bien practican a espaldas de los caraqueños, carabobeños, sucreños y demás venezolanos, a quienes se hurtan las cosas imprescindibles para vivir con las necesidades primarias cubiertas.

Nos parece digno de sincero elogio que los gobernantes estadounidenses hayan decidido tomar cartas en el asunto ordenando, a las entidades bancarias del gigante del Norte, retener los depósitos que están a nombre de Maduro y de la cuadrilla de facinerosos que dirigen. Pero nos preocupa que, a la postre, primen los intereses económicos de las grandes empresas multinacionales que, actuando en la sombra, detentan el poder político real y todo termine irremisiblemente, antes o después, en una indecente política de acercamiento que frustre las esperanzas de la mayoría del pueblo venezolano.

Lo que está ocurriendo en la actualidad con la estrategia de los EEUU frente al gobierno cubano nos pone en pie de alerta ante la posibilidad de que se termine por ser tolerante con el totalitarismo comunista bolivariano y permitan a Maduro seguir indefinidamente en el machito a cambio de escasos retoques cosméticos de cara al exterior, pero manteniendo mano férrea para impedir que la oposición y el pueblo llano puedan ejercer con plenitud sus derechos democráticos. Esperemos que no sea así y el actual comportamiento de las naciones occidentales conduzca al definitivo final de un régimen canalla.

Es necesario acabar con esa mafia delictiva que controla en Venezuela todas las fuerzas represoras dominadora de los actuales organigramas de gobierno, policía, ejercito, judicatura, etc), sin que las personas decentes que sin duda existen en el seno de esas instituciones se atrevan a rebelarse contra el intolerable yugo que los paraliza para así poner término a los turbios negocios manejados desde la cúpula del régimen (narcotráfico, tráfico ilegal de seres humanos, contrabando y demás lindezas), que se reproducen sin coto amparados por la impunidad más absoluta de la canalla que se ha afincado en las poltronas del poder de nuestra amada Venezuela.

En “DERECHO CIUDADANO A DECIDIR” opinamos que ha llegado el momento de actuar con total contundencia contra quienes mantienen arruinado y esclavizado al sufrido pueblo de Venezuela. Hay que aprovechar la ocasión de la presente política de persecución de los conocidos responsables del narcotráfico en las tierras de América y acelerar la incipiente madurez del fruto que ha nacido de la semilla sembrada, en los últimos años, por la oposición democrática. No debe dejarse sin apoyo el titánico esfuerzo que ésta ha realizado para conseguir que caiga, sin derramar ni una gota más de sangre, el gobierno de Maduro y arrastre con él ese régimen corrompido hasta la médula, tanto en las cuestiones económicas como en lo concerniente a la cacareada, pero falsa, ética nacionalista y progresista de unos individuos sin conciencia.

Venezuela está, pues, madura para la caída de MADURO y los “caribean boys” (no nos referimos al magnífico grupo de cantantes) que hoy le jalean por el mero hecho de estar beneficiándose de su prevaricador, pero “generoso”, dedo. Y señalando directamente hacia los bienes que han adquirido los viles defensores del pueblo ahora sojuzgado, por medio del más inmundo latrocinio y la más atroz delincuencia, gritaremos con júbilo: ¡EXPRÓPIESE!

Consejo Político Provisional de DERECHO CIUDADANO A DECIDIR

estamadura02

estamadura03

I.V.P.