Home » Actualidad » INSTRUCCIÓN Y EDUCACIÓN PARA LA EXCELENCIA

INSTRUCCIÓN Y EDUCACIÓN PARA LA EXCELENCIA

Descargar PDF

excelencia01

Somos unos verdaderos insensatos al dejar la instrucción y la educación de nuestros hijos en manos de aquéllos que, en su momento, fueron instruidos (¿…?) y mal educados por la LOGSE y otras aberraciones similares; todas ellas perpetradas por los socialistas en sus muchos años de pisoteo de los valores éticos y connaturales de una sociedad sana; no corregidas por sus sucesores a título de alternancia pactada (¿…?) en la gobernación de España.

Hemos permitido que el “buenismo” se adueñara de la nuestra sociedad civil, hemos hecho “tabula rasa” de los principios que nos inculcaron nuestros mayores en edad y conocimiento y, ahora… ¿con qué derecho nos quejamos de que nuestros hijos no tengan los mínimos conocimientos para conseguir un simple aprobado en las asignaturas. Pero, eso sí, que dominen a la perfección su Smartphone, su tableta, su ordenador, sus juegos Play 4, y se pasen horas y horas jugando, sin estudiar ni hacer los trabajos colegiales o bebiendo, de fiesta en fiesta, con dinero que no se han ganado en el bolsillo. ¿Qué nos ofrecen a cambio?… NADA, porque nada han aprendido de esos profesores ineptos, no por exclusiva culpa suya, ciertamente, sino por los 35 años de abulia y de mala praxis de quienes, a su vez, fueron sus enseñantes y educadores.

Propugnamos una Instrucción pública, concertada o privada, igual para todos, gratuita a fondo perdido, tal como ocurre en gran parte de los países de nuestro entorno; con profesores- maestros que no usen su aula para adoctrinar y subvertir políticamente a sus alumnos, con un permanente y exhaustivo seguimiento de las materias impartidas (de igual contenido para toda España) por parte de los Tutores y Directores de los Centros, con un reciclaje continuo de los profesores-maestros que mejore sus conocimientos y formación y, desde luego, con una evaluación continua de los alumnos en aras de la EXCELENCIA. Todas las asignaturas deberán ser impartidas en español y muchas de ellas preferentemente en inglés, que serán las únicas lenguas vehiculares. En las Regiones con lengua propia se impartirá su enseñanza en la lengua vernácula (mallorquín, valenciano, catalán, gallego, vascuence), siempre respetando las variantes comarcales o locales.

A partir del inicio de estudios universitarios, módulos o formación profesional solo se utilizarán dos lenguas: español e inglés como vehiculares, disponiendo de un crédito para la realización de los estudios hasta su finalización; bien entendido que, en la etapa productiva, ese crédito será devuelto en pequeñas cuotas, tal como se hace en los países más prósperos y avanzados de nuestro entorno. Claro está en ellos no existe el nivel de corrupción de nuestros políticos, ni hay personal innecesario que sobrecargue las diversas instituciones.

Si somos capaces de admitir nuestros errores pasados y presentes podremos actuar en consecuencia para salvar del desastre educativo a nuestros nietos y, si nos damos prisa, también a nuestros hijos. No olvidemos que la Educación corre de nuestra cuenta, son las familias las que educan, no los colegios ni los institutos.

Hasta hoy no ha surgido partido alguno que quisiera trabajar en esta línea.

Ahora, afortunadamente, ya existe DERECHO CIUDADANO A DECIDIR.

En ello estamos.

José Roberto Roca Torregrosa

Vicepresidente Nacional Provisional de DERECHO CIUDADANO A DECIDIR

DCID – El Partido del Siglo XXI

 

OBSERVACIÓN

CONDORCET en el texto de sus “Cinco memorias sobre la instrucción pública”, que son uno de los principales puntos de referencia del pensamiento pedagógico contemporáneo, formula los principios que inspiraron la política educativa de las democracias occidentales:

1º) Difusión y democratización de la enseñanza, que ha de contribuir a formar sujetos autónomos.

2º) Promoción de los talentos y cultivo de la excelencia, atendiendo tanto a consideraciones individuales como sociales.

3º) Igualdad de hombres y mujeres en el acceso a la escuela.

4º) Concepción de la instrucción como un proceso que debe abarcar el conjunto del ciclo vital.

5º) Libertad de enseñanza que implica, además de la libertad de cátedra y de creación de centros, la independencia de la instrucción pública con respecto al poder ejecutivo, para proteger así los saberes de los excesos del poder.

6º) Cientificidad y rigor de los contenidos del currículo.

Desafortunadamente, este último principio ha sido utilizado por las izquierdas radicales como pretexto para defender el laicismo en la enseñanza, que se confunde premeditadamente con la aconfesionalidad. Como de costumbre les aflora el afán liberticida y totalitario.

Así mismo, CONDORCET advierte contra el peligro de someter la instrucción pública a las voluntades de grupos particulares y de buscar únicamente el utilitarismo más inmediato.

El “Informe y proyecto de decreto sobre la instrucción pública”, redactado por CONDORCET a partir de la antes citada obra, constituye uno de los principales documentos de referencia para múltiples innovaciones y reformas educativas aplicadas con posterioridad. Es importante constatar la influencia del pensamiento de CONDORCET en España.

excelencia02Marie-Jean-Antoine Nicolás de Caritat, marqués de Condorcet, filósofo, científico, matemático, político y politólogo francés (17 de septiembre de1743, Ribemont, Francia – 28 de marzo de 1794, Bourg-la-Reine, Francia)