Home » Actualidad » JUEZ DREDD, ALIAS “PIGTAILS”

JUEZ DREDD, ALIAS “PIGTAILS”

Hacer clic para Descargar PDF

juezdredd01

España no está para derrochar ni un solo céntimo de los impuestos que pagamos y hay que comenzar por aligerar las cargas de la Nación.

Uno de los tres poderes del Estado, que desgraciadamente no es pero debería ser independiente, está sobredimensionado, no en sí mismo, sino por inclusión de todas las rémoras humanas que pululan y zascandilean a su alrededor y que lo mantienen asfixiado.

Sobran togas, sobran puñetas, sobran leguleyos que con argucias defecan (más que evacúan) sobre la Justicia, sobran procuradores (¿qué procuran?), sobran secretarios judiciales (¿qué secretos guardan, si de inmediato son filtrados a los medios?). Sobran, sobran, sobran…

En un futuro próximo, si los españoles no lo evitan, todo esto quedará resuelto, más para mal que para bien:

¿BIENVENIDO el JUEZ DREDD?

DREDD es, según algunos individuos, el ser que necesitamos, el salvador que todos estamos esperando, el que resolverá, sin apelación, todos los problemas de los españoles y… ¿por qué no?, del mundo entero?

DREDD estará perfectamente formado en técnicas policiales, (“proteger” y “servir”, pero sólo al ciudadano que lo merezca, según su criterio).

DREDD es también fiscal y, por tanto, con capacidad para acusar a quien le plazca; no como ahora, que algunos fiscales parecen abogados defensores a cargo del Estado.

DREDD estará al tanto del Ordenamiento Jurídico, conociendo todos los entresijos y cloacas de la justicia más radical, para poder impartirla como su nombre indica: de forma inapelable e inmediata.

DREDD estará también revestido de las funciones de los jurados, siendo innecesario perder tiempo y dinero en reclutar ciudadanos para constituirlos pues, generalmente, según DREDD, los forman individuos inexpertos e ineptos y pueden retorcer la verdad, provocando sentencias mal pensadas (No dejes nunca que una buena noticia te estropee un gran titular).

DREDD será, como no, el verdugo que, inmediatamente, sin posibilidad de impugnarla, aplicará la sentencia, según su directo saber y entender. Será de muerte o de muerte, no hay opción. La inmediatez ahorrará dinero a las arcas públicas y, por tanto, al contribuyente. Los justiciados serán reciclados, aprovechando todos sus componentes biológicos. No existirán los trasplantes de órganos que cuestan tiempo y mucho dinero. Reciclaje inmediato, y aprovechamiento del hierro, fósforo, potasio, calcio, etc… de los cuerpos.

DREDD REPRESENTARÁ LA “JUSTICIA TOTAL”, con poder omnímodo sobre la vida del contribuyente.

No perderemos tiempo y dinero en demandas estériles, porque un juez o un abogado se hayan levantado con mal pie y resuelvan deprisa y corriendo sobre lo que apenas conocen y, además, presentado una apelación tras otra. DREDD lo solucionará en minutos (o en segundos) y sin despeinarse. Siempre con su “ley” y su “justicia” totalmente de parte de él.

Concentremos los países en enormes ciudades: en Madrid, capital de España, con más de 47.000.000 (cuarenta y siete millones) de habitantes; el resto páramo. Alimentos de síntesis, ya existen, solo hay que fabricarlos a gran escala y comercializarlos. Para ello, las grandes empresas fabricantes, propiedad del Estado, tendrán miles de trabajadores dedicados a esa función: fabricar, distribuir los alimentos que nos harán imperecederos, siempre que estemos dentro de su “ley” y acatemos su “orden”.

En caso contrario DREDD se hará cargo y… ¡adiós!

Del mismo modo, las fábricas de automoción, también propiedad del Estado (obsérvese que no decimos de titularidad pública) serán recicladas para fabricar únicamente medios de transporte comunales, con servicio centralizado y controlados por registros faciales de los viajeros. Nadie se saldrá de su ruta sin que DREDD lo sepa y actúe en consecuencia.

El paro no será ni siquiera un recuerdo: simplemente… ya no existirá.

La ciudad, proponemos su posible nombre, HISPANÓPOLIS, estará administrada por los más “preparados” y “honrados” de entre los más “honrados” y “preparados” habitantes (LMHP), pues los “defectuosos” ya habrán sido eliminados). La elección se producirá entre los Alfas y por mayor capacidad de adaptación constatada. El contribuyente solo será útil para pagar el funcionamiento del sistema y, por tanto, no será necesario su voto. Ojo, se recomienda leer LMHP como los máximos HP.

Las relaciones entre países serán muy fluidas, porque todos tendrán el mismo sistema de gobierno, y en consecuencia, pensarán de igual forma y en la misma dirección. Todas las ciudades: Germanópolis, Francónopolis, Italianópolis, Britanonópolis, Estadouniónopolis, Rusionópolis, etc…, serán idénticas y sus habitantes intercambiables. Para conseguirlo, podrán ser identificados por un código QR, grabado a fuego en la nalga derecha, que permitirá conocer cuál es su cometido en una fábrica (por ejemplo, de Hispanópolis) y realizarlo del mismo modo, y con la misma RETRIBUCIÓN (que en Italianópolis, por ejemplo). Es tan sencillo que resulta incomprensible que nadie lo haya pensado antes, salvo algunos escritores iluminados.

Naturalmente, esto supone que la LIBERTAD, como tal, será una quimera, el derecho a la VIDA no se reconocerá, ni nadie lo echará en falta, el derecho de expresión sin censura alguna no existirá, el derecho a la protección dependerá de lo que decida Juez DREDD. La “justicia” será la aplicada por Juez DREDD. El aborto no será libre, será obligatorio cuando así lo decidan las autoridades y, en cuanto la población exceda unos parámetros ya establecidos por Juez DREDD, podrá ser rigurosamente prohibida la fecundación natural (coito) y solo se “producirán in vitro” los elementos que sean imprescindibles para perpetuar el sistema. Así eliminamos el aborto limpiamente. Nos espera un mundo nuevo (según la visión profética de Aldous Huxley).

Por supuesto, habrá ciudadanos Alfa, Beta, Gamma y Delta, de acuerdo con las funciones a desempeñar y bajo la decisión inapelable de LMHP, por lo que nunca habrá necesidades insatisfechas; simplemente, porque no se permitirá que nadie tenga conciencia de ellas. Los muchos clones DREDD necesarios en el mundo futuro serán seleccionados por LMHP de entre ellos mismos, dándoles todas las atribuciones y sin tener que rendir cuentas más que ante el genuino DREDD. Por ello los elegidos serán LMHP.

Éste y no otro es el futuro próximo que nos espera si las cosas siguen por el camino iniciado el 24 M.

“DERECHO CIUDADANO A DECIDIR” no lo quiere y luchará con todas sus fuerzas para que el ser humano mantenga las cualidades, derechos y obligaciones que lo diferencian de los animales irracionales, aun a pesar de los avatares que, por mor de unos votos emitidos sin pensar, vamos a sufrir durante un tiempo, que confiamos corto.

Consejo Político Provisional de DERECHO CIUDADANO A DECIDIR

juezdredd02

J.R.R.T.