Home » Organización » LA SANDÍA Y EL FIDEO

LA SANDÍA Y EL FIDEO

 

LASANDIA Y EL FIDEO

LA SANDÍA Y EL FIDEO

 

Los que os tomasteis la molestia, confío que agradable, de leer y asimilar las proyecciones de nuestro Ideario Programático, en los recientes artículos titulados “DEFCON 1” y “¿LLORAN LOS COCODRILOS? ¿RÍEN LAS HIENAS?”, probablemente habréis descubierto que estábamos desarrollando nuestro común proyecto, dentro de sus apartados de Educación, Enseñanza y Formación, en el primero y de Defensa de la Vida, desde su concepción, en el segundo.

No, no son títulos tomados al azar, son la expresión más real de lo que está ocurriendo con la Enseñanza y Educación de nuestros hijos, y con la Formación de nuestros jóvenes.

Seguro que ya habéis captado el sentido del título de esta tercera proyección de nuestro Ideario Programático.

La Administración del Estado, las Cámaras Nacionales y el Gobierno de España, los Parlamentos Regionales y sus órganos de gobierno, las Diputaciones Provinciales, los Ayuntamientos, en fin, son esa enorme SANDÍA que crece y crece, hasta reventar, si no la “segamos” antes… Y en eso estamos.

 

LA SANDIA REVIENTA

Una sandía que se alimenta de nuestro esfuerzo, de nuestro trabajo y que, como Pantagruel, nunca sacia su voracidad.

ENGORDANDO LA SANDIALos políticos al uso no paran de alimentar a la voraz sandía

En DERECHO CIUDADANO A DECIDIR (DCID) nos decantamos por el FIDEO, o como máximo por el espagueti, ambos humildes, delgados, sabrosos si los aderezamos con el “caldo” apropiado en su justa medida; es decir, si nos ocupamos solo de las necesidades reales de los compatriotas, sin abusar ni corromper su “elaboración”.

FIDEOS PREPARADOS PARA PASAR POR EL TAMIZ

Este adelgazamiento del Estado que proponemos en nuestro Ideario Programático, debe revertir, imprescindiblemente en una mejora sustancial de la vida de los españoles, ayudando a las familias a encarar el día a día con la seguridad de que su esfuerzo será recompensado.

Ayudando al aumento de la natalidad (en España hay 6,6 millones de menores de 15 años y, por el contrario, 8,7 millones de mayores de 65). A este ritmo, en 2030, quizá antes, solo habrá dos soluciones, ambas malas, por no decir criminales: bajar las pensiones a una cuarta parte de las actuales, con lo que sobrevendrá hambre y miseria, amén de aumento del número de delitos… o practicar la eutanasia activa. Es muy duro, durísimo, pero vamos por ese camino. Y la LGTB no ayuda precisamente con sus malvadas y antinaturales ideologías de género.

Creando un Plan de Protección Familiar, muy al estilo de países de nuestro próximo entorno, en el que se premia la natalidad: a más hijos, más ayudas de todo tipo. No sólo económicas, también psicológicas, orientativas, formativas, educacionales, porque no todas las familias son iguales y una de las labores del Estado es saber apreciar y valorar tales diferencias.

Promulgando una Ley de Educación, Enseñanza y Formación sin adoctrinamiento, igual para todos, pero siempre tendente a la excelencia. Con las ayudas correspondientes para que el joven curse gratuitamente su escolaridad básica y, posteriormente, reciba Formación Universitaria o Profesional, a crédito, con devolución durante su etapa laboral, a través de la Seguridad Social, que sirva a su vez para ayudar a la formación de futuros estudiantes.

No olvidemos que: A FAMILIA PROTEGIDA, PAÍS QUE CRECE.

Ahora bien, no se trata de un regalo sin más. La familia ha de ayudar, proteger y educar a sus hijos, en busca de la excelencia, pensando en lo mejor para ellos, estando seguros de que van a recibir el asesoramiento necesario; al que tienen derecho como miembros de esa Familia común y máxima, que es España.

Cuanto más defendamos y ayudemos a la Familia, mejores seremos, nosotros y nuestra Patria. La Familia es el eje sobre el que gira todo el ensamblaje de una Nación: es la Proveedora del bienestar común.

Nos provee de un hogar, de techo, de alimentos, de educación, nos lleva a la enseñanza y nos forma. Pero también provee al Estado, en forma de Empresarios, Trabajadores, Soldados, Policías, Jueces… y tantos y tantos otros oficios que, en su conjunto y coordinadamente, hacen crecer con DECENCIA, HONRADEZ Y SEGURIDAD un País: el nuestro, ESPAÑA.

Sin la Familia, todo se desmorona: domina el relativismo moral, con su rémora LGTB; el liberalismo y su rémora el capitalismo salvaje; la deshumanización de la sociedad, también con su rémora que es el aborto; la ausencia de valores, con la suya, la eutanasia activa; la falta de principios y su rémora la falta de honor y la indignidad.

Todo ello debe ser proyectado, lanzado al rostro de los que nos escuchen, en reuniones, mítines, conferencias…en cualquier lugar donde nuestra voz pueda ser oída.

No seamos, pues, cobardes y defendamos con ímpetu nuestro Proyecto y nuestro Ideario Programático.

 

José Roberto Roca Torregrosa

Presidente Nacional de

DERECHO CIUDADANO A DECIDIR

DCID – El Partido del siglo XXI

FABRICANDO FIDEOS

Es necesario aplicar una política económica que tamice (*) con racionalidad el grosor del fideo o del espagueti presupuestario, que debe ser ajustado a las necesidades reales de la sociedad española sin dispendios, pues estos solo conducen a la ruina de la Nación y a que los españoles sufran privaciones.
 (*) RAE: pasar algo por el tamiz: Examinarlo o seleccionarlo concienzudamente.