Home » Artículos » MALTRATO SEXUAL…¿ANIMAL?

MALTRATO SEXUAL…¿ANIMAL?

Hacer clic para Descargar PDF

maltrato

El ser humano ha sido favorecido con el don de la palabra; es la única especie que lo posee. No hay animal alguno en toda la Creación que pueda hablar, razonar, debatir, incluso discutir. Nosotros sí.

Muchos desprecian ese maravilloso don, dejándose llevar por los más bajos instintos: no se debate, SE AGREDE, SE GOLPEA, tanto física como psicológicamente al oponente, sea al marido o novio, a la esposa o novia, a los hijos, a los padres…

Esto no es maltrato de género (por género, según la acepción 7 que da el Diccionario de la RAE a esa palabra, se entiende una característica gramatical utilizable para clasificar los sustantivos, los adjetivos, los pronombres y los artículos). Es, simplemente, MALTRATO.

Cualquier caso de maltrato es punible, pero el de sexo tiene unas connotaciones que lo hacen pavoroso e incluso terrorífico. ¿Cómo puede una pareja, que en su momento estaba unida, se amó y tuvo hijos, terminar por golpearse e insultarse?

Y aquí llegamos a lo más infamante.

Una mujer, con hijos o sin ellos, denuncia a su marido por maltrato, sea psíquico o físico. Inmediatamente las Fuerzas del Orden, lo detienen, le impiden ver a sus hijos, cuando los hay; posteriormente, el juez o la jueza decreta alejamiento, restricción o prohibición de visitas a los hijos, multas e incluso penas de cárcel.

Está DEMOSTRADO que una parte importante de esas denuncias son falsas, o producto de un arrebato emocional irreprimible; “humanus sumus” y, claro es, nos equivocamos, pero el marido denunciado ya tiene el sambenito de por vida.

Tomemos el caso opuesto: El marido acude a una comisaría o al cuartel de la Guardia Civil más próximo y denuncia que su mujer lo insulta, lo maltrata e incluso lo golpea.

El pobre hombre es recibido con irritante conmiseración, cuando no con desprecio. Lo avergüenzan y, si se atreve a seguir adelante, en la inmensa mayoría de los casos el juez o la jueza le dará la razón a la pareja; que, desde luego, aunque la denuncia se demuestre falsa, no habrá sido ni detenida por unas horas, ni siquiera amonestada y, además, conservará la patria potestad de sus hijos, incluso aunque se compruebe que no está capacitada psicológicamente para educarlos. Ese es el criterio de aplicación habitual (no la Ley justa) que impera en España. Exactamente igual que en los casos de divorcio.

Desde DERECHO CIUDADANO A DECIDIR estamos en contra de esa mala praxis judicial que penaliza SIEMPRE al hombre; hecha ley “de facto” y, desgraciadamente, “de iure”, lo que es imputable al anterior gobierno del PSOE“. Injusta, pero Ley.

Desgraciadamente, miles de años de evolución cultural, no han servido para eliminar las agresiones entre los seres humanos, pero ya es hora de que la represión de la violencia de sexo sea igualitaria y no discrimine en razón del que tenga el agresor o el agredido.

EXIGIMOS que la JUSTICIA conserve la venda en los ojos y la balanza en la mano, y sea IGUAL para todos, hombres y mujeres; tanto en lo que se refiere a la violencia de sexo, como en cualquier otro supuesto. Y que no se hable más de “violencia machista”, obviando el término “violencia feminista” cuando quien maltrata es una mujer.

EXIGIMOS, también, que los medios no oculten, como habitualmente sucede, tales casos de maltrato, que son mucho más frecuentes de lo que nos permiten conocer, porque, claro, “eso no vende”. Las expresiones correctas serían “maltrato masculino” y “maltrato femenino”, pero, si la costumbre habla de “machismo” su equivalente correcto sería “feminismo”; aunque se les “revuelvan las tripas” a las militantes del “lobby feminista”. La VERDAD, sobre todo, pese a que duela.

Entre los animales irracionales, el macho no ataca a la hembra ni la hembra ataca al macho; salvo escasas excepciones como son los casos del canibalismo de la mantis religiosa hembra que devora al macho después del apareamiento, el del hámster hembra que arremete contra los machos cuando está preñada y pocos más.

Eso queda para los llamados “SERES HUMANOS”

¿Lo somos?

José Roberto Roca Torregrosa

Vicepresidente Nacional Provisional de DERECHO CIUDADANO A DECIDIR

maltrato2