Home » Organización » SUGERENCIAS…

SUGERENCIAS…

Descargar PDF

REDUCIR EL GASTO

SUGERENCIAS EXPUESTAS A NUESTROS POSIBLES ALIADOS POR EL PRESIDENTE NACIONAL DE DERECHO CIUDADANO A DECIDIR

Si eliminamos el Senado; reducimos el Congreso a 240 diputados; suprimimos Diputaciones; mancomunamos Ayuntamientos; creamos la Intervención General del Estado y las Delegaciones Provinciales del Estado (no del Gobierno); recuperamos para el Estado Central de la Nación las competencias en Cultura, Enseñanza (que nunca debe confundirse con Educación), Justicia, Sanidad y Urbanismo, dejando a las Comunidades Autónomas reducidas a simples unidades gestoras en materia de índole administrativa, sin competencias parlamentarias; suprimimos de raíz la  totalidad de entes públicos superfluos o ineficaces que ahora existen en todos los ámbitos; ajustamos las retribuciones de los cargos elegidos a su justa proporción, sin prebendas ni prestaciones sociales diferentes a las de cualquier otro ciudadano español.

Si conseguimos separar, regular y coordinar los tres poderes clásicos del Estado (Legislativo, Ejecutivo y Judicial) y delimitar la influencia en ellos de otros dos grandes poderes (Económico y Periodístico), antaño denominados fácticos, que hoy día afectan de forma sensible y poco recomendable al correcto funcionamiento de la Nación; logramos una eficaz protección de la familia y de los individuos, desde la concepción hasta el fin de sus días acaecido por causas naturales o accidentales; suprimimos las prestaciones por desempleo, que ahora son a fondo perdido, y fomentamos en el Sector Privado la creación de puestos de trabajo estables usando las correspondientes partidas presupuestarias para sufragar las excesivas cargas sociales de trabajadores y empresarios (¿qué empresa se iba a negar a crear nuevos puestos e incrementar así su plantilla?); reducimos las cuotas de la Seguridad Social con carácter permanente a los autónomos, creando al mismo tiempo un sistema de capitalización destinado a paliar las situaciones económicas personales más críticas; convencemos al empresario (empujado hoy a delinquir ante la enorme carga impositiva) de que la economía sumergida es una lacra  a desechar, ayudándole a rentabilizar su negocio; regulamos, mediante impuestos razonables pero significativos los enormes sueldos de los banqueros y de los directivos de las entidades financieras, de los gestores de las grandes empresas, sean nacionales o multinacionales, de cuantos viven del fútbol y otras actividades hoy escasamente inspeccionadas; eliminamos, de paso, las SICAV o, al menos, modificamos al alza su vigente tratamiento fiscal.

 Si situamos el nivel impositivo que sufren los ciudadanos en una dimensión razonable; logramos educar a las familias y a los docentes para que, a su vez eduquen y enseñen a nuestros niños y jóvenes; perseguimos y penalizamos adecuadamente el maltrato, sea físico o psicológico.

Estas y no otras son nuestras obligaciones, para con nosotros mismos, nuestros vástagos y sus descendientes.

Y se puede hacer, porque dinero hay de sobra si se termina con la mamandurria que arruina a la sufrida sociedad española. Pero eso exige mano dura con la corrupción; que los miembros del Poder Judicial impartan una Justicia equitativa; que los medios de comunicación social sean decentes e informen sin tendenciosidad; que el Congreso sea una representación paritaria de las Regiones (respetando el principio de solidaridad como un derecho irrenunciable); que el Gobierno del Estado y las Administraciones Públicas trabajen exclusivamente por el bienestar del pueblo soberano; y, también, que cierren las entidades  bancarias no rentables (como debe ocurrir con cualquier otro negocio), sin rescates camuflados y sin engaños, destinando (por ejemplo) el dinero utilizado para los mismos a comprar deuda soberana de estados solventes y no para repartir dividendos o prebendas o conceder créditos a empresas e instituciones atendiendo a turbias razones de clientelismo político. DIXIT.

 

José Roberto Roca Torregrosa

Presidente Nacional Provisional de

DERECHO CIUDADANO A DECIDIR

DCID – El Partido del Siglo XXI

 

EDIFICIOS DONDE SE ENCUENTRAN UBICADOS EN LA ACTUALIDAD ALGUNAS DE LAS INSTITUCIONES CUYA DESAPARICIÓN SE PROPONE:

SENADOSenado (Fachada principal)

ASAMBLEA DE MADRIDAsamblea de Madrid

PRESIDENCIA DE LA CAMPresidencia de la Comunidad Autónoma de Madrid