Home » Organización » ZAVENTEM, BRUSELAS, BÉLGICA, EUROPA. NOSOTROS

ZAVENTEM, BRUSELAS, BÉLGICA, EUROPA. NOSOTROS

Descargar PDF

ZAVENTEM

El lugar de la reciente masacre yihadista

 

ZAVENTEM, BRUSELAS, BÉLGICA, EUROPA: NOSOTROS

22.03.2016

Hay antecedentes, algunos milenarios.

No ocurre nada que no haya ocurrido antes, “res novum sub sole”.

Para no ser exhaustivo, citemos sólo dos previos.

La caída del Imperio Romano:

La dejadez de los patricios, la negativa de los plebeyos a trabajar en según qué sectores, propició que se permitiera la entrada de los llamados “bárbaros” que, poco a poco, se apropiaron de los medios de producción, incluso de la administración del Imperio. Resultado…El fin de una civilización.

Segundo previo, el sangriento final de Bizancio (Constantinopla, hoy Estambul):

Cobardía total por parte de los bizantinos, mientras el ejército otomano (árabe) presionaba sobre las murallas de la ciudad, los príncipes (ratas hasta el fin) se dedicaban a debatir sobre el sexo de los ángeles haciendo correr el tiempo hasta que, sin defenderse, fueron degollados uno a uno. Método de asesinato que adoran las hordas salvajes.

En el mundo cristiano, o mejor aún, en los países de tradición judeocristiana, llevamos décadas permitiendo la entrada masiva e indiscriminada (en algunos países incluso ilegal) de individuos, no todos trigo limpio (como muy bien dijo recientemente el Cardenal Cañizares) que se han ido extendiendo, primero de forma humilde y subrepticia, luego con crecientes exigencias, hoy con la arrogancia propia de lo que saben que pisan terreno abonado, cuanto no…conquistado.

Han conseguido que se elimine de las comidas en los colegios públicos (y también, sorprendentemente, se pretende en los demás) el cerdo y sus derivados, incluso exigiendo (y se les ha concedido) utensilios nuevos que se adecúen a sus prácticas alimenticias habituales, previamente bendecidos por el imán de turno. Imaginad el costo para los miles de colegios y empresas de catering que sirven esos centros.

Y mientras, nuestros administradores, ante el silencio cómplice de los medios  “deformativos”,  todos, TODOS  SIN EXCEPCIÓN, parloteando sin parar y sin tomar decisiones ni adoptar medidas para proteger las costumbres y tradiciones propias de nuestra civilización.

Quedémonos en España: actualmente sin Gobierno y sin atisbos de formarlo. Palabras, palabras, palabras…

Los medios metiendo cizaña, pero con “buenismo”, eso sí, llenándose la boca de “democracia”… ¿Qué democracia respetan esos malnacidos yihadistas?  No nos podemos defender solo con hueras palabras frente a las bombas de los descerebrados.

Estamos en nuestra Semana Santa, que va a ser de pasión.

Aeropuertos cerrados (Bruselas, París, Londres)

Metros cerrados, donde en Bruselas también ha habido varias explosiones con numerosos heridos graves y muertos: 23, hasta las 10,51h.

Y, según las últimas noticias, ¡ya hay 27

Todo nuestro modo de vida, alterado, y, tal como vamos, para siempre.

Cierre de fronteras, todos acoquinados… ¿Esa es la Europa y el Mundo que queremos fraguar para nosotros y para nuestros descendientes?

“Si vis pace, para bellum” Si quieres paz, prepárate para la guerra. Frase atribuida a Julio César pero cuya idea original se debe al escritor romano Vegencio, experto en temas militares.

Esta máxima debería estar presente desde hace tiempo en nuestra mente pero, por desgracia, solo se nos habla de democracia y del imperio de la Ley  ¿Qué ley?: La de los asesinos que nos revientan o nos degüellan, la de los malnacidos que violan a niñas de seis años y luego las lapidan, acusadas de haber sido violadas.

No es ni siquiera una guerra de religión. El Islam no es una religión, la Historia demuestra que es una orgía sangrienta y sectaria que sólo lleva al totalitarismo y a la destrucción del diferente. Y están anclados en el siglo XI (no le demos vueltas) pero con armas del XXI.

Entonces sólo funcionaba la ley del más fuerte, del que mataba más. Exactamente igual que hoy.

¿Qué vamos a hacer? ¿Cantar la Marsellesa? Es un himno de lucha que no se puede entonar con las manos en los bolsillos, como hacemos, sino con las armas en la mano…y para eso ahora no hay valor, agallas, temple, resolución. Somos unos bizantinos cobardes.

¿Qué vamos a hacer ahora?… ¡NADA!

Esperar al próximo atentado terrorista (confiemos no nos maten a demasiados) para condenarlo con todas nuestras ridículas fuerzas, poner velitas y flores, guardar un asqueroso y resignado minuto de silencio (cuantos van ya), irnos al “pub” a tomar una copa y a debatir sobre lo malos que son los “moros”  y, sobre todo, escribir en las tan consabidas redes sociales: JE SUIS BRUXELLES para, acto seguido, comentar el emocionante partido de fútbol del domingo. Como si no fuera con nosotros.

Imbéciles “ad libitum” somos todos.

…Y ya van 34 muertos… ¡DESPERTAD!

 

José Roberto Roca Torregrosa

Presidente Nacional de

DERECHO CIUDADANO A DECIDIR

DCID – El Partido del siglo XXI

LA CAIDA DEL IMPERIO ROMANOLa caída del Imperio Romano      

 

LA CAIDA DE BIZANCIOLa caída de Bizancio